jueves, 10 de mayo de 2012

AGUACATES Y SU ORIGEN (Capit. 2)


Aguacates y  su origen….


Una vez que ya sabemos un poco más de la fruta en concreto, ahora vamos a contaros sus orígenes, sus descubridores y aquellos valientes que nos trajeron del Nuevo Mundo esta maravillosa fruta que hoy en día podemos ver en nuestros campos sembrando de verde las laderas, los bancales y casi toda nuestra comarca, como un producto muy nuestro y bien acogido. Con todo ello os invito a leer de su historia que cuanto menos tambien es muy curiosa;
Este delicioso fruto es ampliamente conocido por el hombre desde hace milenios de años, así lo muestran las evidencias más antiguas de su consumo, provenientes de una cueva de Coaxcatlán, Puebla, México, con una antigüedad de 7.000 a 8.000 años.
 Las culturas precolombinas contaban con un gran conocimiento sobre el aguacate, como se observa el el Códice Florentino,(1) donde se menciona tres tipos principales: aoácatl, quilaoácatl y tlacacoloácatl, que por su descripción podrían probablemente equivaler a las tres especies principales de esta planta, mexicana, guatemalteca y antillana, respectivamente.
Otras fuentes corroboran la importancia de la Cucata, nombre Totonaca del aguacate, como en el Códice Mendocino(2), donde el árbol de este fruto se representa en un jeroglífico que indica el pueblo de Ahuacatlán. De hecho hoy en día hay numerosos lugares y poblaciones en la república mexicana, cuyo nombre está ligado a esta fruta, como Ahuacatenango, Chiapas, “en el recinto de los aguacates”, Ahuacatepec, Veracruz, o Aguacatitlán, Guerrero, Jalisco y Estado de México, “lugar de aguacates”.
Después de la conquista, la Cupanda, nombre Purépecha del árbol de aguacates de Michoacán, fue introducido en España en 1.600 y de ahí se diseminó a todo el mundo  con las condiciones ambientales para su desarrollo.
En el año de 1519, Hernán Cortés, un soldado español de fortuna, puso pie en la ciudad de México, el primer hombre blanco en hacerlo. Dentro de los muchos eventos significativos de ese histórico día estuvo el descubrimiento de una de las frutas más versátiles del Nuevo Mundo, el aguacate. En 1526, Oviedo, el historiador de los conquistadores, escribió la siguiente descripción del aguacate y dio la primera instrucción para comerlo:
 "En el centro de la fruta está una semilla como una nuez pelada. Y en medio de la semilla y la cáscara está la parte que se come y que es abundante, y es una pasta similar a la mantequilla y de muy buen sabor", Oviedo hablaba del aguacate del norte de Sur América, pero la fruta aparentemente se había originado en las tierras del norte... en América Central y México.
Aquí los Aztecas llamaban a la fruta ahuacatl, y el árbol de aguacate que florece hoy en Estados Unidos fue ayer cultivado silvestre en las ruinas de los templos Aztecas y Mayas. De México el aguacate se propagó a Perú, donde en la ciudad pre-Inca de Chanchan los arqueólogos desenterraron una jarra de agua con la forma de un aguacate, que data alrededor de 900 D.C.
La fruta aparece enseguida en Las Antillas, donde nuevas variedades se desarrollaron. Fue en estas islas tropicales que muchos viajeros encontraron por primera vez los aguacates, entre ellos al joven George Washington, quien escribió en 1751 que las "peras agovago" abundaban y eran populares en Barbados.
El árbol del aguacate está relacionado con el laurel y es la fruta del género del genus Persea un árbol verde brillante que crece en México, el sur de Colombia y Perú, y el norte hasta Florida y California. Las tres cepas de los árboles de aguacate que existen mexicanas, de Las Antillas y Guatemala fueron primeramente catalogadas en 1653 por un padre español llamado Bernabé Cobo. Estas cepas incluyen cientos de variedades de aguacate que vienen en diversas formas redondas, periformes (en forma de pera), de cuello estrecho (como las calabazas); cáscaras de colores verde, moradas, marrón, y negro puro; y de texturas de cáscara suave hasta corrugada.
Esta fruta del Nuevo Mundo ha sido conocida por muchos nombres. En Chile, Perú y Ecuador es llamada Palta, el nombre fue dado por los Incas. En África Occidental, es llamada "manzana de natilla" (custard apple). En España es conocida como abogado; en Francia, avocat. Los dos últimos nombres, los cuales quieren decir "abogado", y la palabra en inglés avocado probablemente son derivadas del intento de pronunciar fonéticamente el nombre que le dieron los Aztecas, Ahuacatln. Otras zonas lo conocen como avocado en la Florida; aguacate, aguacate oloroso, aguacate xinene, aguacatillo, cupanda y pagua en México, cura en Colombia y abacateiro en Brasil.